GOBERNADOR ES UN REPRESOR, FALSO QUE RESPETE MANIFESTACIONES: SITTGE

0
152
  • El Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de Gobierno del Estado (SITTGE) demostró la mentira del Gobernador, José Ricardo Gallardo Cardona cuando éste aseguró que respeta las manifestaciones públicas, evidenciando que al menos siete veces ha reprimido violentamente sus protestas pacíficas con la fuerza pública, comprobando que es más represor que los anteriores mandatarios estatales.

El Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras del Gobierno del Estado (SITTGE) desmintió al Gobernador, José Ricardo Gallardo, cuando éste aseguró que ha respetado las manifestaciones públicas durante su administración, pues le comprobó que al menos en siete ocasiones ha utilizado a elementos de la Guardia Civil Estatal y de la Policía de Investigación de manera ilegal, para, junto con civiles con apariencia de pandilleros, reprimir físicamente a sus integrantes durante la realización de protestas, a fin de callar sus justas demandas laborales.

 

Y de igual forma denunció que tal hostigamiento también se ha dado con actos de represión institucional contra miembros del organismo gremial, por su sola pertenencia al Sindicato, refiriendo que hubo despidos contra trabajadores, sin razón legal alguna, solamente porque difundieron en redes sociales el  violento desalojo policial del 7 de abril del 2023 contra el plantón que tenían en la Plaza de Armas, así también el Gobernador da un uso faccioso de las instituciones del estado para amedrentar, perseguir y agredir al SITTGE.

 

En conferencia de prensa, la secretaria general del Sindicato, Ana Verónica López Chávez destacó que el mandatario estatal ha sido más represivo que los anteriores gobernadores, “sepa que ha superado a sus antecesores en reprimir a sus trabajadores y trabajadoras, en negarles sus derechos humanos y laborales, en hostigarlos y golpearlos, en quitarles sus sueldos a los que laboran, en criminalizar sus libertades de asociación, manifestación y expresión, en prohibir la libertad sindical y en perseguirnos ferozmente, en eso sí ha logrado ser más violento”, dijo.

 

“Le aclaramos que no salimos por gusto a manifestarnos públicamente, sino lo hacemos porque Usted y sus funcionarios no resuelven la problemática laboral y social, que han generado desde que inició su administración contra nosotros”, afirmó.

 

Señaló que es una mentira la que dice Gallardo Cardona, cuando asegura que su gobierno es de la Cuarta Transformación, porque consideró que esto es un “lema de propaganda”, pues refirió que cuando miembros del Sindicato se han manifestado en la Ciudad de México, que tiene un gobierno realmente transformador, “nunca hemos sido reprimidos, y si escoltados por la fuerza pública, para garantizar que ejerzamos nuestros derechos con total seguridad, utilizan a los agentes para cuidarnos, no para golpearnos” como lo  haceel gobierno estatal en la entidad potosina, expuso.

 

Por su parte, la Secretaria de Tesorería y fundadora del SITTGE, Francisca Reséndiz Lara denunció que el Fiscal mantiene las presuntas ordenes de aprehensión contra representantes y Comité Ejecutivo del Sindicato, como amenazas, “para amedrentarnos y que no hagamos nuestras funciones de defender a los trabajadores”, pero pese a ello, afirmó que el SITTGE sigue y seguirá en la lucha por sus representados, al recordar que ella misma sufrió la persecución política, en donde resaltó que la autoridad estatal no la querían encarcelar, sino desaparecerla.

 

Refirió que la descripción que da el empresario, Gerardo Sánchez Zumaya del Gobernador cuando denunció el amedrentamiento que sufrió su familia con el uso faccioso de la FGE, y los actos de intimidación por agentes estatales, coincide con la forma en que Gallardo Cardona ha tratado a los miembros del SITTGE, “cuando éste lo llama delincuente, coincide con nosotros, porque es un delincuente, cuando no nos paga los recursos de los trabajadores, ni su ahorro y despide ilegalmente a los trabajadores, es un delincuente, que sólo impone su propia ley, lo que él dice”, añadió.

 

Y agregó que al igual que el referido empresario huasteco, ella también ha sufrido campañas de desprestigio a través de los portales de comunicación propiedad del mandatario estatal, “el gobernador y sus medios se han ensañado contra mi persona, por el simple hecho de estar defendiendo a los trabajadores”, destacó al precisar que lo que ha dado a conocer Sánchez Zumaya en este 2024, es lo que ha vivido el SITTGE desde el 26 de septiembre del 2021.

 

“El Sindicato sigue en la lucha, porque tiene la firme convicción de que la ley tiene que prevalecer, porque estamos en un estado de derecho, el empresario dijo que deben aclararle al gobernador que no es un virrey, y éste no lo entendido, porque no quiere respetar los derechos de los trabajadores”, resaltó, al referir que han denunciado sus atropellos ante organismos internacionales, y adelantó que en el mes de abril tendrá reunión en la sede de la OIT en Ginebra, Suiza para informarles que persiste la violación a los derechos laborales de los miembros del Sindicato.

 

Añadió que también se mantiene contacto con funcionarios de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) y de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STYPS) del gobierno federal, quienes han reconocido la problemática que ha generado el mandatario estatal contra el SITTGE.

 

Refirió que los trabajadores estatales sufren por la pasividad del sindicato mayoritario, pues apenas recién empiezan a defender a sus agremiados, cuando debieron hacerlo desde hace más de dos años, explicó que ahora protestan en las calles porque ya también sufren los abusos de Gallardo Cardona, “y aún les falta camino por recorrer, como las reprimendas que viene a hacer el gobernador en contrade todos sus trabajadores, y a pesar de que el SITTGE es sindicato minoritario, seguirá en la lucha, porque sabemos que tenemos la razón”, aseguró.

 

Invitó a respaldar el llamado de Sánchez Zumaya para no tenerle miedo al mandatario estatal, “porque el valiente vive hasta que el cobarde quiere”, por lo que invitó a levantar la voz y denunciar sus abusos, “en el SITTGE no le tenemos miedo porque tenemos la razón, y el derecho nos asiste”, aseguró, y dijo que apoyan al fundador de la Coordinadora del Movimiento Amplio Popular (CMAP), Miguel Ángel Wong Soto, ante las recientes amenazas de encarcelarlo por supuestas denuncias falsas, creadas por la FGE.

 

El asesor jurídico del SITTGE, Francisco Parra Barbosa expuso que con sus constantes violaciones a los derechos humanos y laborales de los trabajadores, Gallardo Cardona ha sido denunciado ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), por lo que cuando éstos organismos emitan sus recomendaciones, involucrarán directamente al Presidente, Andrés Manuel López Obrador por los abusos que comete el mandatario estatal, porque obligarán al Estado Mexicano a solucionar el conflicto laboral.

 

Y como afectado por la represión del 15 de septiembre del 2022, dijo que tras manifestarse encadenándose a Palacio de Gobierno junto con otros compañeros, para exigir su sueldo tras trabajar siete meses sin recibirlo, fue reprimido y encarcelado ilegalmente, propiciándole por la golpiza un shock hipoglucémico que le ocasionó un paro cardíaco, que puso en peligro su vida, y no conforme con ello, fue despedido por presuntamente agredir al oficial mayor con su protesta, destacando que tal agresión sigue impune, sin que a la fecha le paguen su salario.

 

Mientras que los miembros del Sindicato, Aide Labra y Óscar Raymundo Franco Martínez recordaron que fueron reprimidos violentamente por agentes estatales durante una marcha el 5 de abril del 2022, la primera recibió golpes con la cacha de una pistola por un elemento policial, y el segundo fue tumbado al suelo por una agresión de otro agente, ocasionándole lesiones en la columna vertebral, señalando ambos que se manifestaban pacíficamente, cuando fueron repelidos por un fuerte operativo policial, sin que hayan atendido su demanda de respeto a sus derechos laborales.